sábado, junio 06, 2009

Macedonio: Hay un morir*

No me lleves a sombras de la muerte
adonde se hará sombra mi vida,
donde solo se vive el haber sido.
No quiero vivir del recuerdo.
Dame otros días como éstos de la vida.
Oh no tan pronto hagas
de mí un ausente
y el ausente de mí.
¡Que no te lleves mi hoy!
Quisiera estarme todavía en mí.

Hay un morir si de unos ojos
se voltea la mirada de amor
y solo queda el mirar de vivir.
Es el mirar de sombras de la Muerte.
No es Muerte la libadora de mejillas,
esto es Muerte: olvido en ojos mirantes.
II. Amor se fue
Amor se fue; mientras duró
de todo hizo placer.
Cuando se fue
nada dejó que no doliera.

*Macedonio Fernández. Obras completas, Tomo VII. Ed. Corregidor, Buenos Aires, 1987.
Publicar un comentario