miércoles, abril 16, 2008

Leonardo Flores*

Todo se levanta y se crea.
Nace y despierta.
La ciudad abre sus ojos y nos bautiza, nos arrebata.
Un nuevo día nos pretende y el sol brilla inquieto como el mejor testigo
de la fiesta.
Debemos estar preparados, entramos sin quererlo en el circo de la vida.
Abran los brazos y reciban a la maldita ciudad.

*Nació en Buenos Aires en 1977. El poema que se transcribe pertenece a su libro
Criaturas de la noche.
Publicar un comentario